¡Un libro por género cada mes! | Romántica | Fantasía | Thriller | Clásicos | Terror | Narrativa | Consulta el

5/9/17

Lectura Conjunta | Los chicos del calendario (4) de Candela Ríos


Y en el club seguimos descubriendo la historia de Candela. Después del final del tercer libro teníamos que ponernos con este cuanto antes posible. ¿Qué chicos conocerá Candela en los próximos tres meses? ¿Como seguirán las cosas con esos dos chicos que siguen apareciendo?


ML de Leyendo, tejiendo y cocinando en K (reseña completa aquí)
Nos encontramos con otra entrega de esta saga que, también a falta de una definición mejor, se está haciendo aburrida, densa y repetitiva. Ya en la anterior reseña comenté que el tema de los chicos ha quedado en segundo plano y ahora nos centramos en el tiángulo amoroso Salva - Cande -Víctor. La cosa sigue igual, no ha cambiado prácticamente nada. Resumiendo, no me ha gustado y cada vez va a menos el entusiasmo y la gracia con los que cogí los primeros libros porque ya son demasiadas vueltas a lo mismo, demasiada repetición de patrones de comportamientos equívocos y tóxicos y demasiada falta de valores en los protagonistas.

Isa de Believe in Yourself (reseña completa aquí)
Esta continuación no tiene ninguna variación sustancial, se me hizo bastante aburridora porque seguimos con el vaivén de este triangulo amoroso que se ha vuelto absurdo, solo cambia de escenarios y se presentan otras situaciones, más en el fondo es más de lo mismo. Ahora sí que perdí cualquier atisbo de esperanza con respecto a la protagonista, el proyecto de los chicos del calendario ha quedado como mero fondo y de relleno, cosa que ha hecho que esta idea prometedora del inicio quedara embarrada en lodo. Además, ¿porque cada libro acaba de la misma manera: uno se va mientras ella busca al otro?, eso que me ha cansado por completo. 

Alpispa de Adicta a los libros (reseña completa aquí)
Recalco lo ligera que es la lectura. La autora escribe de una forma natural, fresca, que hace que nos enganchemos y leamos el libro en un suspiro, casi sin darnos cuenta de que pasamos páginas. Las formas de hablar de los personajes son muy comunes, sin vocabulario complejo, es como si los tuvieras delante de ti dialogando. Esto ayuda mucho, porque la lectura no se nos hace cuesta arriba, sino que lo leemos casi sin notarlo.
El problema es que el libro ha sido muy repetitivo. La saga en sí lo es. Lo que no puede ser es que en una saga que está formada por cinco libros, en la cuarta parte todavía se arrastren los mismo problemas que había en el primer libro, y de la misma manera. Creía que Candela estaba evolucionando, y que la historia lo haría con este libro, pero me equivoqué. Menudo chasco me he llevado. Seguimos en el mismo punto que al principio.

Pilar de Mi tarde junto a un libro 
El final del tercer libro me dejó con la boca abierta (aunque me hice autospoiler sin querer) con lo que tenía ganas de empezar este, a ver como seguía todo en la vida de Candela. Lo empecé así, con ganas y quizá por eso los primeros capítulos los leí bastante rápido. Y aunque seguí con ese ritmo durante toda la lectura, son libros que casi se leen solos, sí que es verdad que he vuelto a echar de menos el conocer más a los tres chicos, el de agosto, septiembre y octubre. Ese hecho es el gran problema que le veo a esta historia, el no profundizar más en la historia de estos chicos

Lit de Pájaras lectoras 
Si he conseguido algo con este cuarto libro es reafirmarme en que Candela me saca de quicio y que lo que empezó en enero con un "odio a los hombres, ninguno vale la pena" se ha convertido en un "pierdo el culo por dos tíos y voy detrás de uno u otro según quien me rechace". Es normal dudar y tener miedo, lo que no es tan normal es pasarte meses dudando entre dos personas.
Víctor sigue gustandome y parece que me he reconciliado un poquito con Salvador aunque sigo pensando que a este chico no hay por donde cogerlo.
Dejando a un lado a Candela, el libro es muy ligero, perfecto para el verano cuando nos apetecen lecturas que no nos hagan pensar mucho y los chicos del calendario están ahí, en segundo plano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario